Quiénes Somos

QUIÉNES SOMOS

La T.C.J.  es una Orden de Caballería Militar que profesa la fe Católica, Apostólica y Romana, buscando dar continuidad a las tradiciones templarias y medievales, tanto en la conservación de sus enclaves como en la cultura.

La T.C.J. es una asociación  sin fines lucrativos  formada por hombres y  mujeres que creen en el Espíritu Santo y en la Virgen María, madre de Dios. Creemos que con buenas acciones  el mundo puede ser transformado y esa transformación debe partir de acciones simples y nobles con aquellos que están más cerca de  nosotros. Por eso creemos que todo ser humano debe tener una segunda oportunidad.

La razón de la T.C.J. es una visión de que, como templarios, debemos contribuir a que las personas y la propia iglesia de Cristo puedan crecer, respetar y ser respetadas. Ese es el propósito que impulsa a la  T.C.J., una orden templaria que tenga una visión más allá de las fantasías y cuentos literarios. Nuestra responsabilidad es con el desarrollo del ser humano, del país donde vivimos y de la Iglesia.

Queremos que todos se puedan inspirar en el espíritu templario y que piensen de manera innovadora para empezar a transformar el mundo.

La T.C.J. desarrollará campañas humanitarias de las más simples a las más complejas con un único objetivo » hacer felices a las personas «.

La T.C.J. tiene sus propias causas, más allá de invertir en incentivos dirigidos a la promoción de la caballería templaria y de la cultura medieval. Invitamos a todos a ser capaces de causar impactos sociales positivos, promover cambios de comportamiento que den como resultado la construcción de una vida mejor.

Ayudar a las personas a encontrar un camino.

Vivimos en tiempos convulsos, en tiempos en que las personas dejaron de creer unas  en las otras . Hoy en día lo más importante es el dinero y los bienes materiales. Nosotros, desde la T.C.J. queremos demostrar a las personas que se puede hacer mucho en favor de las causas humanas y ambientales y, lo más importante, con pocos recursos, con simples acciones… basta con regalar amor al prójimo.

Con eso queremos decir que el temple solidario de la T.C.J. realizará campañas junto al banco de alimentos, sectores sociales de la iglesia católica y colaborando con ancianos, entre otros cometidos

Academia T.C.J.

La T.C.J. considera fundamental que un templario del siglo XXI debe estar bien preparado para las actuales batallas y fijarse como meta movilizar a todos aquellos que busquen cambiar la realidad de hoy sin olvidar el pasado con vistas al futuro.  Creemos que con el estudio a distancia por medio de la academia T.C.J.  abriremos de par en par ventanas a un mundo lleno de conocimientos y de posibilidades por donde se asomarán hombres de fe y de corazón limpio para terminar siendo templarios de verdad que puedan ayudar en la transformación del mundo.

Conozca nuestros lemas:

«Si es bueno para nosotros es bueno para los demás».

Somos personas sirviendo a personas con pasión y excelencia; trabajamos con seres humanos y como seres humanos.


«Fanáticos por ayudar».

La regeneración de resultados y un trabajo que haga feliz a los demás es nuestro objetivo. El desafío constante de buscar la transformación del mundo nos ha traído hasta aquí y seguimos con nuestra orden en dirección a nuestros objetivos.


«La gente es todo para nosotros».

Todo lo que hacemos tiene un fin y todo lo que realizamos es con personas. Personas con ganas, que le gusta el desafío del trabajo, gente que quiere realizar el sueño de ser  feliz. Es bien simple… trabajar y trabajar dejando a un lado el ego.


«El mejor argumento es lo que cuenta».

Cultivamos un ambiente desafiante, abierto a los cuestionamientos y al debate constructivo. Para nosotros la jerarquía no impone, dispone. Lo que cuenta es la mejor idea.


«Simples siempre».

Creemos que la simplicidad es el mejor camino para la realización de un gran trabajo, por eso luchamos para que profundidad no se confunda con complejidad y para que la simplicidad no se transforme en simplismo.

Fr+++ Gedilson G. Garcia

Maestre Gral. T.C.J.

maestre@tcj.org.es